¿Cómo definir métricas de un proyecto?

Muchos profesionales se preguntan cómo medir el proyecto y cómo reportar dicha medición. Si bien cada proyecto es un emprendimiento único que responde a un cierto entorno de negocios, se pueden definir métricas relacionadas a áreas típicas como las siguientes:

Costo: ¿Cuál es el presupuesto total del proyecto y cuánto hemos gastado hasta hoy? ¿Cuánto deberíamos haber gastado hasta hoy según el plan? ¿Cuál es el costo de materiales comparado al costo de horas hombre?

Duración: ¿Cuál es la duración en días del proyecto? ¿Cuál es la duración de cada fase?

Esfuerzo: ¿Cuántos días hombre u horas hombre se necesitan para completar el proyecto? ¿Cuántas hemos consumido hasta hoy? ¿Cuántas de esas horas son de proveedores y cuántas de empleados de la organización?

Continúa leyendo “¿Cómo definir métricas de un proyecto?”

Agregar más recursos al proyecto a veces empeora las cosas

El factor humano no escala fácilmente, y generalmente agregar gente a un equipo existente que se encuentra retrasado retrasa aún más el proyecto.  ¿Por qué?  Porque agregar gente en la mitad del proyecto genera mucho trabajo de coordinación adicional y además por la presión del momento, el equipo no puede dar a las personas nuevas la formación que necesitan.

¿Qué es lo que sucede? Al final de cuentas existen más canales de información en el proyecto, y los recursos nuevos no son productivos en un 100% inmediatamente:  esto hace que los retrasos sean aún mayores.

Hay proyectos en los cuales sí resulta eficaz introducir más recursos cuando hay retrasos, pero es importante destacar que a veces agregar más gente a un proyecto no es una fórmula mágica y es generalmente una decisión intuitiva (y errónea) del gerente de proyecto.

Continúa leyendo “Agregar más recursos al proyecto a veces empeora las cosas”