Jóvenes Emprendedores. CLINC

JovenesEmprendedoresHoy nos reunimos con Sebastián Palatnik, un colaborador de IAAP y joven emprendedor. Sebas tiene 24 años, está cursando el 4° año de la Licenciatura en Administración y Sistemas en el ITBA, y es socio en Clinc www.clincshop.com , un startup que convierte las tiendas online de las marcas en aplicaciones móviles para vender desde los dispositivos.

IAAP: Contanos cómo empezaste.
SP: Trabajo desde que salí de la secundaria. Empecé trabajando en una Software Factory. Entre tantas empresas que había para elegir tenía IBM, una que era muy grande, una mediana que era Bumeran y esta empresa más pequeña. Me decidí por la pequeña donde tenía muchas más responsabilidades que en una empresa como IBM. Creí que iba a aprender mucho más y así fue. No sé qué hubiera pasado en otro lado, pero arranqué a trabajar en desarrollo, en diseño, empecé a palpar lo que era la gestión de proyectos en todo lo que tenía que ver con sitios web, diseño web…

Estuve ahí trabajando casi dos años hasta que decidí lanzarme a trabajar solo, en un emprendimiento de soluciones web y ahí es donde empecé a conocer el mundo del “emprendedorismo”.
IAAP: Contame un poco del emprendimiento que te tiene ocupado en estos momentos.
SP: En el 2012 se me acerca un amigo con una idea para hacer un proyecto bastante ambicioso, yo ya venía con un emprendimiento de soluciones web (wPoint Studio) que trabajaba con grandes agencias de publicidad. Esta idea era Impulso labs. APPs Móviles para marcas que querían mejorar la experiencia de compra de sus clientes desde los dispositivos, el mercado conocido como Comercio Móvil o m-commerce. Empezamos a evaluar si era viable, comenzamos por tocar puertas, a buscar plata. Queríamos hacer las cosas “bien” y no lo podíamos hacer con nuestro propio capital. Pusimos unos pesos nuestros y en el 2013 se nos dio la oportunidad, porque veíamos que los clientes estaban dispuestos a arriesgarse, a tomar nuestro servicio. Armamos Impulso Labs. Buscamos un desarrollador para trabajar con nosotros y decidimos formar una sociedad tecnológica con una empresa. Recién este año, luego de vivir el mercado, la respuesta de los clientes y los usuarios, creamos CLINC, una plataforma que convierte la tienda online en tu APP en pocos minutos. Por ende, Impulso Labs y CLINC trabajan en simultáneo cada una con su modelo de negocio.
IAAP: ¿En vez de contratar personal se asociaron a una empresa que tenía desarrolladores?
SP: Si, un tercer socio, en ese momento nos pareció la mejor opción. Esto se debe a que los programadores no abundan y mucho menos los buenos, con iniciativa y de confianza. Además, no queríamos sumar empleados que estén en una oficina solos y esta empresa tiene un ecosistema de desarrollo donde todo el tiempo se están capacitando y donde las dudas se solucionan en segundos. Hoy ya contamos con nuestro equipo fijo y esta empresa fue esencial en el armado del mismo.
IAAP: Y la gestión.
SP: Para crecer hay que gestionar. Al arrancar uno comete muchos errores que tienen que ver con la gestión y la desorganización. Queríamos una empresa que de credibilidad y donde haya un orden. La metodología de Gestión de Proyectos que trabajamos desde los cursos de IAAP me ayudó a pensar cómo gestionar Impulso Labs. Empezamos a utilizar la metodología, definir el alcance de cada proyecto, presupuestar el trabajo, armar un cronograma… terminamos por hacer un acta de inicio donde se pactaba el trabajo con cada cliente. Luego para CLINC al trabajar con un único producto, la plataforma, utilizar Scrum fue lo mejor.
IAAP: Dimensioname un poco, ¿Cuántos proyectos o cuántos clientes tenían en ese momento?
SP: Siete. Eran siete marcas grandes de indumentaria, con renombre. Cada una era una relación a cuidar. Entendimos que estaban apostando por nosotros como emprendimiento. Teníamos que hacer las cosas bien. No podíamos decirles esto va a estar en algún momento… mas o menos…
ClincSebaIAAP: ¿A cada una de estas siete empresas les ofrecían un producto diferente o era el mismo producto que customizabas?
SP: Dentro de nuestro modelo de negocio nuestra idea principal fue esa. Nosotros no conocíamos lo que era arrancar por un mínimo viable, hoy tan conocido dentro del emprendimiento como Lean StartUp. Entonces decidimos arrancar por un producto bastante grande que podía cubrir necesidades de varias empresas a la vez, sin saber si esas empresas lo iban a necesitar. Un error gravísimo que hoy veo en muchos emprendimientos. No entender qué quiere el usuario antes de planificar los requerimientos.
IAAP: ¿Tuviste que volver atrás en el desarrollo?
SP: No tuve que volver atrás sino que hubo funcionalidades que utilicé una sola vez o que no era lo que el cliente esperaba. Esto último es peor todavía, porque cada vez que queríamos trabajar los costos eran muy altos al tener que estar trabajando sobre el producto en función de las necesidades del cliente.
IAAP: Claro, demasiado. Tenías que seguir reformándolo internamente para que pueda ser adaptable…
SP: Claro. Entonces cada vez que queríamos lanzar algo nuevo teníamos largas horas de desarrollo. Yo sabía que iba a funcionar pero tenía que ponerle horas de desarrollo y mi modelo de negocio justamente estaba pensado para buscar algo estándar que pueda servir para muchos y tener que customizar lo justo y necesario para que la marca se sienta a gusto en lo que es el branding de esa aplicación. Aprendimos mucho sobre el error y también mucho sobre lo que es el emprendimiento en sí mismo. Trabajar con un acta de inicio de proyecto con cada cliente nos sirvió para delimitar el trabajo, saber hasta dónde. Internamente, esto nos hizo trabajar más, pero hacia fuera estaba todo clarísimo como el agua.
IAAP: ¿Por qué internamente les hizo trabajar mucho más?
SP: Porque internamente teníamos que cumplir con las funcionalidades que habíamos especificado en el Acta de Inicio y trabajar en el producto para cada cliente con sus particularidades.
IAAP: ¿Qué otra solución veías? Si las cosas no quedaban claras, posiblemente no…
SP: Si no hubiera estado claro hacia afuera hubiéramos perdido clientes y no hubiéramos sido sustentables como empresa. Hoy las aplicaciones siguen funcionando y las seguimos trabajando porque nuestros clientes siempre recibieron una respuesta conforme a sus necesidades.
IAAP: Claro. No habría salida mejor, a eso iba mi pregunta.
SP: Siempre el riesgo era perder los clientes. Nosotros siempre buscábamos que el cliente esté satisfecho con lo que entregábamos y para adentro, si teníamos que hacer cosas, teníamos que ser flexibles. Ahí es cuando encontramos que debíamos separar modelos de negocio y creamos CLINC. Cada uno tiene un producto, un servicio, sus clientes y una metodología que aplica a las necesidades del emprendimiento. Funcionó, aprendí muchas cosas. Es clave sentarse y evaluar luego de medir. Y la metodología nos aportó mucho orden y claridad, clave para crecer organizados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s