Mejores Proyectos

“¿Qué hago con esto el lunes a la mañana?”

La calidad en un proyecto

El proyecto es una iniciativa temporaria y en ocasiones se comprueba la calidad de los entregables cuando el equipo ya se disolvió. Éste es un problema típico de la calidad en un proyecto, que se diferencia del problema de calidad en una línea de producción de una fábrica. Muchas veces, se construye un entregable y, al año de uso, el cliente se percata de que el entregable no es tan bueno, pero el equipo del proyecto ya no está. En tal sentido, podemos definir la calidad como la totalidad de funciones y características de un producto o servicio, o sea los entregables del proyecto relacionados con la satisfacción de necesidades explícitas o implícitas. La calidad explícita surge cuando el cliente comunica lo que necesita ya en términos de los entregables.

En general, se afirma que la calidad no se puede inyectar al final del proyecto, sino que debería ser parte del proceso de construcción de los entregables. El concepto moderno de calidad sostiene que es más importante invertir tiempo en la planificación de la calidad, para incluir el proceso de calidad en la construcción misma de los entregables. En el plan del proyecto deberían estar reflejadas las tareas referidas a este aspecto.

La calidad de los entregables está dada por dos factores: la conformidad con lo requerido y lo adecuado para el uso. Por ejemplo, si nos solicitan una bicicleta, primero debemos cumplir con lo requerido (compliance); esto es, un asiento, dos ruedas, un manubrio, etc. En tal sentido, compliance implica preguntarnos si estamos construyendo lo que nos solicitaron. Una vez que sorteamos este test, debemos enfrentar el test de idoneidad para el uso, porque podemos haber construido los entregables de acuerdo con lo requerido, pero quizás no sean adecuados para el uso. Por ejemplo, el asiento de la bicicleta es incómodo, la cadena es muy dura, es difícil pedalear, etc. En la triple limitación, la calidad incluye el alcance del proyecto, que está relacionado con la conformidad a lo requerido. También en la triple limitación, la calidad incluye la satisfacción del cliente, que es lo que está relacionado con lo adecuado para el uso.

About these ads

4 septiembre 2008 - Posted by | Calidad

3 comentarios »

  1. Para mi lo más difícil es medir la calidad de la documentación que se genera en un proyecto, cuando hablamos de una bici, coche incluso de un producto de software aunque es complicado para mi es más fácil demostrar que tiene o no tiene calidad tal y como explicas. Pero cuando tratamos con documentos, (especificaciones, documentación soporte, manuales de instalación…) es complicado hacer ver a los miembros del equipo que no tiene calidad, que faltan cosas.

    En lo proyectos me preocupa que la documentación generada (que no hay que olvidar que es un entregable más del proyecto) tenga calidad – esto no implica que sea mucha tiene que se la necesaria pero que tenga calidad que nos sirva para ahora y para el futuro.

    Comentario por blc.glz | 13 septiembre 2008 | Responder

  2. blc.glz,

    De acuerdo contigo y agrego: cuando los entregables son intangibles o son nuevos en el mercado (por ejemplo un nuevo producto de software en el mercado), es muy dificil medir la calidad, y mucho mas dificil juzgarla.

    Comentario por Jose Esterkin | 13 septiembre 2008 | Responder

  3. agrego a ambos comentarios, que si ya somos conscientes de estas dificultades (como ustedes mencionan claramente), es muy importante, por lo tanto, que al momento de definir el alcance del proyecto se incluya los templates de la documentación y que estos sean aprobados por el cliente y por el comite directivo del proyecto, desde su comienzo. Si el proyecto cuenta con una PMO y/o Responsable de Calidad mejor aun para llevar a cabo esta importante tarea. Y además de definir buenos templates, es muy importante que todos los entregables tenga el circuito de aprobación y validación y cuidemos que estos se cumplan a lo largo de la vida del proyecto. Siguiendo con esta disciplina podremos conseguir que se institucionalice la cultura de una buena documentación en los proyectos. Ya que como ambos dicen (y estoy totalmente de acuerdo), la documentación del proyecto es muy importante y no debemos quitarle la importancia que le corresponde.

    Comentario por Cecilia Bietti | 14 septiembre 2008 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 530 seguidores

%d personas les gusta esto: